Se afianza un espacio que cumple siete años de intensa actividad cultural

La Feria del Libro Jujuy 2011 termina hoy luego de seis días de fructífera actividad y participación de público de todas las edades. Realizada en el Profesorado de Artes en Teatro, en el Barrio Los Huaicos, la muestra convocó a miles de personas que colaboraron en afianzar este espacio dedicado a promover la lectura y la cultura en la provincia.

Organizada por un grupo de gestores culturales independientes, la séptima edición de la Feria del Libro de Jujuy superó las expectativas por la gran aceptación de la gente y la calidad de las propuestas en todas las mesas de debate y en las presentaciones de novedades editoriales, teatro y música. La enorme convocatoria marcó un récord.

Este año, el eje central del encuentro estuvo puesto en promover la integración y la experiencia entre las provincias del Noroeste argentino, con el objetivo de generar sinergia y de abrir nuevas oportunidades para los autores y artistas. Como hecho singular, se destaca que participaron con stands y/o autores las provincias de Salta, Tucumán, Chaco, Catamarca, Santa Fe, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, así como de novedades editoriales de Bolivia. También, se está desarrollando un eje de trabajo conjunto y binacional con Cochabamba (Bolivia), vínculo que se viene afianzando en los últimos años.

“Estamos muy contentos por cómo salió todo –dijo María Eugenia Jaldín, una de las organizadoras–. Hubo mucho entusiasmo en participar, tanto en los colegios como en la gente que nos acompañó en las distintas presentaciones”, expresó. Si bien el hecho de haber corrido la feria hacia las afueras del centro de la ciudad había generado cierto temor, la enorme afluencia del público –aún en días con temperaturas muy bajas– indicó que la Feria ya está afianzada. “Otra vez el espacio nos queda chico, pero igual lo vemos como algo positivo. Nuestro desafío para el año próximo es mejorar cuestiones como la calefacción y sumar más gente que esté dispuesta a potenciar la muestra. Creemos que la cultura es transformadora y es también generadora de ciudadanía y eso nos mueve a seguir impulsándola”, agregó Jaldín.

En tanto, Pacheco coincidió y agregó: “Todo esto me da más ánimo para seguir trabajando en la Feria de los próximos años. Es un espacio que cuesta armar y coordinar, lo hacemos a pulmón y con pocos recursos, pero siempre con mucho entusiasmo. Creemos que es muy valioso para la provincia y para todos los que, de una manera u otra, trabajamos o participamos del mundo de la cultura”, dijo. Por otro lado, destacó no sólo la cantidad de público, que crece año a año, sino la calidad de las presentaciones, que se realizaron en tres salas simultáneamente. Pacheco agradeció la colaboración de todas las personas e instituciones que hicieron posible este encuentro, que aportaron tiempo, energía y compromiso con el desarrollo cultural de nuestra provincia.

Cabe destacar que este año la Feria del Libro Jujuy contó con el apoyo de la Secretaría de Turismo y Cultura de Jujuy como principal auspiciante.

También hicieron posible la realización de esta Feria del Libro 2011: Librería Horizonte, Teatro de la vuelta del siglo, Ejesa, Fundación OSDE, ISFD N°4, SADOP, Instituto Nacional de Teatro (Delegación Jujuy), Editorial Perro Pila, Simecom, Club Hostel (Hostelling internacional), Plan Nacional de Lectura, Librería Rayuela, ATE, Bonafide, ETAP SRL, Cultura Nación (Secretaría de Cultura de la Nación), La Olla Coya, Colegio Martín Pescador, y Otra Tinta.

Tanto Pacheco como Jaldín afirmaron que para el año próximo, el desafío es aportar nuevas ideas e impulsar nuevamente este espacio de movilización de la cultura local y de proyección regional.