Miles de personas participaron una vez más de la fiesta de la cultura y la lectura de Jujuy

La 8° Feria del Libro Jujuy concluyó anoche con éxito y demostró ser –una vez más–, el espacio cultural más convocante de la provincia, al reunir al mundo editorial –editores, escritores, libreros y lectores–, a representantes de las distintas disciplinas artísticas y a la comunidad.

En una fiesta que comenzó el jueves 28 y concluyó ayer cerca de las 23, miles de niños, adolescentes y adultos participaron de más de 150 actividades entre las que se destacaron presentaciones de libros y de autores, talleres de capacitación vinculados al mundo editorial y a la animación, debates, lecturas de cuentos y micro relatos, espectáculos de teatro, danza, coro y música folklórica y hasta rock para niños.

Se trató, sin dudas, de un espacio que viene afianzándose sin pausa y creciendo en la aceptación de la comunidad jujeña; cada año, esta fiesta cultural viene esperándose con gran expectativa por distintos sectores de la ciudadanía. El nivel de sus propuestas artísticas y de su programación ha colaborado en convertir a la Feria del Libro Jujuy en una de las exposiciones vinculadas a la lectura más importantes del NOA.

Simultáneamente, desde el año pasado, se viene trabajando también en la generación de un “corredor” regional y binacional con Bolivia, que tiene como objetivo impulsar la circulación y el desarrollo de bienes culturales, ampliando los mercados para escritores, editores y artistas.

En un espacio cómodo y amplio como CulturArte –cedido por la Secretaría de Turismo y Cultura de la provincia–, la exposición mantuvo el interés de la comunidad en todo momento. Delegaciones de escuelas privadas y públicas disfrutaron de todo tipo de propuestas y favorecieron el encuentro de los chicos con el arte, los libros y la cultura.

“Para nosotros fue la mejor feria –expresó sonriente Rodolfo Pacheco, uno de los organizadores–. Creemos que hemos dado un salto cualitativo tanto en las propuestas, en la cantidad y calidad de las expresiones artísticas y en los libros que hemos presentado. La cantidad de gente que vino superó nuestras expectativas. Una vez más, nos demuestra que vamos por el buen camino y nos enfrenta al desafío de seguir creciendo y mejorando en los próximos años”. Pacheco aseguró que este año hubo un nuevo record de visitantes. Destacó también como muy positivo la visita de personas de la cultura como –entre otras– Cristina Banegas, Carmen Baliero, Luis María Pescetti, Pablo Bernasconi, el sexteto Escalandrum, Elsa Osorio.

María Eugenia Jaldín, otra de las organizadoras de la exposición, estaba ayer exultante. Este año, hubo más stands y nuevamente las provincias acompañaron con sus delegaciones y con sus ediciones. “Coincido con Rodolfo en que hemos hecho un salto cualitativo muy importante. Nuestro interés radica en generar un espacio anual sinérgico, multiplicador de la cultura en nuestra provincia. Trabajamos intensamente para desarrollar una industria cultural con oportunidades, acercando a los escritores, editores y artistas a su público. Es en ese encuentro donde se despierta el interés y donde muchos renuevan sus expectativas y amplían su campo de trabajo y disfrute”.

La Feria del Libro Jujuy es organizada por un grupo de emprendedores culturales independientes desde hace ocho años. En esta edición, por segundo año consecutivo, tuvo como principal auspiciante a la Secretaría de Turismo y Cultura de la provincia.